viernes, enero 22, 2016

MIEDO A LAS RISAS

ENTRADA Nº174


En el maravilloso mundo de los enigmas, los investigadores, cronistas y periodistas, tienen un gran aliado,y dependemos en muchas ocasones de una figura a veces incomprendida y que no se le valora quizás lo suficiente, el testigo, ese valiente que se abre para trasladarte su vivencia, tu testimonio, su inquietud tras un hecho incomprensible.





Éstas personas a pesar de valentía,son ridiculizados por personas normalmente ajenas al mundo del misterio, y por exinvestigadores frustrados  que hoy son negacionistas, tachándoles de ser victimas innumerables enfermedades psiquiátricas,afán de protagonismo (algo que pienso que es ridículo), o simplemente de mentir vilmente, es por este motivo, que la inmensa mayoría de personas que presencian un hecho inexplicable, deciden callar para siempre, es por ello que no se conocen mas historias de sucesos extraños.




Lo cierto es que me entristece muchas veces como son atacados estas personas que con su buena fe, solo quieren desahogarse por haber sido participes de un hecho que no comprenden ni entienden, solo quieren ser escuchados y saber que no están solos, que mas gente ha pasado por lo mismo que él.



Hay que hacer un ejercicio de empatía para lograr entender al testigo que prefiere callar su verdad,su historia, su inquietud
 si usted viese un objeto totalmente desconocido para usted, y lo cuenta en un bar, una cantidad de personas le mirará con cara extraña, incluso se reirán de usted, pero finalmente le pasara facura psicologicamente, en el trabajo quizás se burlen y por redes sociales mucho peor, ¿para que complicarse la vida? ,no lo cuenta y asunto zanjado.

 afortunadamente como he reflejado anteriormente, hay una cantidad ínfima de valientes que mantienen vivo el misterio y el mundo de los enigmas,al no importarles el que dirán, los ataques, es su verdad,es su vida, y la defienden a capa y espada.

Y es por ello que muchos tienen ”MIEDO A LAS RISAS”